27 mayo 2012

Francisco Vargas, "Domingo irreal"



Domingo irreal

El viento y cierto matiz de la luz
hacen irreal este mediodía.
Uno esperaría místicas apariciones
entre olas de vapor celeste,
soles que danzan
al compás de una música
nacida en selvas remotas
con rallas de tigre en la penumbra.

Legiones de hipocampos
persiguiendo medusas entre las nubes
o ríos de cabelleras que fluyen
turbias hacia el poniente.
Inquietas ninfas que cantan y se burlan
corriendo hacia el límite azul de la montaña,
allá donde arquea su lomo de piedra
como un gato que se despereza.

Sirenas que sonríen con la espuma del mar,
siempre tan abstraído de sí mismo,
marineros que perdieron el rumbo
cuando sus sueños escoraron
en los restos de una botella de aguardiente,
fantasmas que habitan el lecho
de viejos navíos hundidos,
tesoros que anhelaron los poderosos
mientras estaban vivos.

Esta luz que deslumbra mis retinas
me retiene entre mundos opuestos,
me obliga a mirar las viejas cosas
con emociones nuevas,
me hace desear saber qué está diciendo
el viento
que hace tan irreal este mediodía.

© Francisco Vargas, 20.05.12

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión.