20 febrero 2012

Estefanía Martín, "Salí con un suspiro y no volví"



Salí con un suspiro y no volví
Que aunque el gusto nunca más
        vuelve a ser el mismo,
en la vida los olvidos
        no suelen durar.
Jaime Gil de Biedma

Un día más el día presenta vendaval.
Los acordes del viento no dejan de sonar.
A veces el desierto se llena de agua
y la frialdad queda congelada.

Trenzada de tiempo que no frena.
Tempestad que dice: ya basta.
Conjuros que hierven y flechas desviadas.

Y no sé cómo explicar
que no es ignoro, que tampoco es olvido.
El mar no deja de abrazarte,
pero esta vez las calles no miran si pasas.

Huellas, ápice de hielo congelado,
cometas bailando por la falta de viento.
Con palabras o sin ellas. Explico:
Salí con un suspiro y no volví.


© Estefanía Martín Sebaquevas, 2012

5 comentarios:

  1. Ya se te echaba de menos por este rincón.
    Acabo de visitarlo y me encuentro con esta sorpresa: tus versos.

    "Salí con un suspiro y no volví"

    Enhorabuena Estefanía.

    Miguel.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, ha sido como una oleada de viento entrando por la ventana, de esas que erizan la piel.

    ResponderEliminar
  3. Uff transmites tanto.
    Cada poema es una delicia y cada poema crece cuando se te escucha.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. FELICIDADES EN MAYÚSCULAS.

    ResponderEliminar
  5. Muchas muchas gracias por vuestros comentarios :-)
    Un placer enorme. Este blog es una segunda casa.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.