25 diciembre 2011

DICIEMBRE




Invierno
Es demasiado bello para ser verdad

A lo lejos se pierde
la esperanza
en este mar blanco del invierno,
gravedad que me sostiene
en el mes de Diciembre.

El invierno es de color blanco
mientras a lo lejos se pierden
los sueños.

Sal a correr niña indefensa,
haz vibrar los árboles
que no quieren entender.

Me gustaría traspasar
el asfalto
que se abre hacia el abismo,
no te acerques,
esta canción
es sólo
un paisaje desconocido.

El amor es una enfermedad,
una tormenta negra
en una estación equivocada,
como el invierno
mientras a lo lejos
en las copas de los árboles
los mapas se pierden.

© Virginia Fernández, 2011



Mañana de diciembre

Al final he vuelto al principio:
he empezado de nuevo
y vuelven los contornos borrosos de tu cuerpo
y no sé cuál es tu nombre
porque son tantos.
Así que te llamaré Quimera o Silencio
o Caricia o de cualquier otra forma.

Esta mañana de diciembre
desearía no haber despertado
porque anoche soñé que me pensabas
y no éramos tú y yo, sino nosotros
y era bonito.

Y eran tus manos, tu rostro:
tus ojos, tu sonrisa,
tan distintos y arropadores...

Ahora escribimos juntos
un poema sin destinatario.
Que sea para las nubes o para ti
o para mí o para ella o para ellos
(todos no, pero ellos)
o para nadie.

Me he independizado de mi corazón
y esto no es más que una excusa.

© Celia Gómez, 2011

2 comentarios:

  1. ¡Viva Diciembre!

    Bonito post, enhorabuena ;-)

    ResponderEliminar
  2. Magníficos ambos poemas. Pese a la desesperanza -o, tal vez, por ella-.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.