20 octubre 2011

SENTIRSE NIÑA MONELLE



Sentirse niña Monelle
“Porque estoy sola tú me darás el nombre de Monelle,
 pero no olvidarás que tengo todos los otros nombres”
 Marcel Schwob, El libro de Monelle.
 Hoy me siento Monelle
mientras escucho su silencio
aquí a mi lado.
Pienso en sus pies fríos tocando el asfalto,
paseando hacia ninguna parte.

Hoy sí me siento película muda
y frío de Montevideo en invierno.

He construido un edificio de cristal,
pero se ha caído después de muchas guerras,
ahora ella pasea por mi cabeza
y el humo entre sus pasos no deja huella.

Niña Monelle,
no estés triste.

No es fácil sentirse Monelle,
pero esta tarde aquí contigo
los ojos se oscurecen como la noche,
de nada sirve abrir ventanas.

No estés triste
ni me mires con tus ojos de extrarradio
que me siento perdida en esta mesa donde suelo
sentarme a escribir,
yo tampoco tengo nombre
y me olvidarás,
lo sé.

© Virginia Fernández. 19.10.11




Todo limpio, / todo demasiado limpio, / demasiado puro, / demasiado muerto.
Está en primera persona pero no soy yo.
 Es Monelle o quizá sea yo, pero ante todo, es Ella
Y es muy triste.
NUNCA
               Desde nuestro infierno blanco

Nunca seré temblor, no seré pájaro,
no seré forma, no seré duda
y olvidaré
antes de tener qué recordar.

Mírame
en mis ojos jóvenes.
Demasiado temprano se ahogan mis sueños
en un Reino Blanco sin esperanza
ni dolor;
anestesiado,
sumido en una blancura imperfecta.

Envidio a los niños buenos que no comprenden,
ignorantes tocando el cielo
subidos a un columpio.
Felices, coloridos, sonrientes.

Ahora escúchame cantar después del llanto.
              Me siento morir contigo,
              me ahogo en la memoria.

Seré nombre, alma, sonrisa desgarrada,
abrazo, pensamiento...
Seré una niña buena
encerrada en un Reino Blanco.

Escúchame. No quiero ser olvido.

© Celia Gómez. 19.10.11

4 comentarios:

  1. Preciosos y a la vez desgarradores ambos. Ah el olvido.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. I like the touch of your hand22 de octubre de 2011, 13:14

    Poemazos tristes, pero al fin y al cabo poemazos, me encanta la niña Monelle, gracias por el post y las imágenes EJ, missing you..xx..
    Girl, qué poemazo qué poemazo qué maravillez....

    "Mírame
    en mis ojos jóvenes.
    Demasiado temprano se ahogan mis sueños
    en un Reino Blanco sin esperanza
    ni dolor;
    anestesiado,
    sumido en una blancura imperfecta."

    ***

    "Niña Monellle,
    no estés triste...
    ni me mires con tus ojos de extrarradio..."

    besicos a los poetas,

    ResponderEliminar
  3. La anestesia del olvido no llega aquí...

    "No es fácil sentirse Monelle,
    pero esta tarde aquí contigo
    los ojos se oscurecen como la noche,
    de nada sirve abrir ventanas."

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tendré que investigar quién es Monelle, pero no me será difícil después de leer estos poemas. Ya se intuye.
    Enhorabuena, Virginia. Son preciosos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.