30 octubre 2011

Francisco Vargas, "Pessoa Revisited"



Pessoa Revisited
"Não: não quero nada.
Já disse que não quero nada."
Fernando Pessoa, "Lisbon Revisited".
En la habitación 202 uno puede aislarse
del ruido de los coches de la avenida
que cruza la murciana plaza Camachos,
junto al río Segura. 
Para ello hay que echar las contraventanas
de madera blanca con injurias del tiempo.

Podría esperar simplemente
a que llegara el sueño,
podría mirar el cuadro de la pared del fondo
donde un saxofonista negro
toca un aire de jazz alegre
que invita a una señora a bailar una frenética danza
en la puerta de entrada de su pequeña casa rosada.
O bien podría contemplar el fin del mundo
que representan mis pies al final de la cama,
donde comienza el abismo y el vacío.

En la habitación 202,
con su anodina atmósfera de hotel
y el diseño de su cubrecama que se repite
en todo el edificio, con cada objeto puesto
exactamente en el mismo sitio
en cada habitación de cada planta,
como un patrón o un estilo de vida impuesto,
como un universo hecho al antojo de un dios.

Aquí entre sábanas prestadas,
con la luz tenue pero justa
que da una lamparita sobre la almohada,
aislado del ruido de la calle por las contraventanas,
sin más afán que dar puente al mañana,
he vuelto a leer a Pessoa.

© Francisco Vargas. 21.10.11

3 comentarios:

  1. No es pequeña cosa, Francisco. Nada menos que el Gran Pessoa. Pero lo de las sabanas prestadas me ha llegado. Ya me imagino lo que haces por tierras murcianas. Y te digo: en Almería se lee mejor al Poeta.
    Me gusta este poema. Hay determinadas sustancias en él, que llaman a releerlo.

    Un abrazo, y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Genial
    "O bien podría contemplar el fin del mundo
    que representan mis pies al final de la cama,
    donde comienza el abismo y el vacío."
    ¿Qué tiene Pessoa que tanto...?

    Besos desde Málaga y feliz día del poeta virtual, que lo he visto ahí a la derecha :)

    ResponderEliminar
  3. Siempre se vuelve a los clásicos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.