24 agosto 2011

Francisco Vargas, "La mujer del marinero"



LA MUJER DEL MARINERO

Un murciélago perdido
huye los rayos del alba.
En la orilla de los mares
se despierta la retama.
Los pescadores azuzan
el olfato de sus barcas
a la busca de sirenas
y relucientes escamas.
Las redes cautivan peces
mientras enturbian el agua.
La tela oscura del fondo,
mil anzuelos la desgarran.
                ***
¡Mujer, vuelve a la arena!
La espuma cubre tu falda
y las plantas de tus pies
parecen raíces de algas.
Catorce años se fueron
sin que él pise la casa.
Catorce años que partió
estando la mar en calma.
¡Malditos todos los hombres
que marineros se llaman!
¡Maldita la mar que pesa
sus almas en la balanza!
¡Malditas las negras hidras
que les roban la manzana
de su vida y se la comen
por debajo de las anclas!
Mujer, vuelve a la arena.
La espuma cubre tu falda.
                ***
Eres la mujer que espera
despierta en la madrugada.
Eres la mujer que aguarda
tras la cal desalentada.
Vas regando con tus lágrimas
los verdores de la albahaca
y clavando en tus pechos
las espinas de la rabia.
La mujer siempre con prisas
aunque las olas tardan
y no devuelven nunca
los cuerpos morenos que aman.
¡Mujer, vuelve a la arena!
La espuma cubre tu falda.
              ***
En el cielo de las dunas
vuelan gaviotas sin alas.
El viento silva congojas
entre las leves acacias.
Duerme, cíclope sin luz,
el faro en Cabo de Gata.

© Francisco Vargas, de "Romancero Nuevo de Almería", 2011

2 comentarios:

  1. guitarist midnight24 de agosto de 2011, 0:30

    Preciosos tus romances :)

    "Catorce años se fueron
    sin que él pise la casa.
    Catorce años que partió
    estando la mar en calma."

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uf la última estrofa es genial.

    "En el cielo de las dunas
    vuelan gaviotas sin alas.
    El viento silva congojas
    entre las leves acacias.
    Duerme, cíclope sin luz,
    el faro en Cabo de Gata"

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.