07 agosto 2011

Francisco Vargas, "De la literatura"



De la literatura  

Le dije: “La literatura -literalmente- me salvó la vida.”

Es hermoso, en el largo verano,
volver a leer los poetas que amamos.

Es vivificante ver renacer, otra vez,
los campos yermos de nuestros primeros años
con el hálito fresco de unos versos.

Sus aguas de luz abrieron veneros
que dormían en sombra
y calmaron la sed de infinito,

y el adolescente -mitad llanto, mitad quebranto-,
que no creía en el futuro,
fue salvado -mitad fulgor, mitad albor-
en el último verso del poema,

antes de cerrar el libro.

© Francisco Vargas, 09.07.2011

4 comentarios:

  1. Y el adolescente,
    que no creía en el futuro,
    fue salvado en el ultimo verso del poema,
    antes de cerrar el libro.

    ¡Maravillosa literatura!

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que se cierren entonces muchos livres, y se abran otros muchos :)

    ¡Viva la littérature!
    ¡Viva esta forma de expresar!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Amigo Francisco, tu poesía, cada día más, va alzando un más alto vuelo. Este poema está muy bien concebido y muy bien ejecutado. Me gusta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. "y calmaron la sed de infinito"

    Tienes razón, en el largo verano es hermoso leer tus poemas...
    Las palabras son nuestra fuerza extra, ¿no?

    Gracias por tus versos. Besos

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.