30 abril 2011

Un poema de amor por encargo


I


Lo profundo es la sangre
que brota de la carne,
nebulosa y caliente.
Dentelladas de espacio azul,
el globo en el que vivimos es redondo,
azul.

Días que se suceden
unos detrás de otros,
como soldaditos, diáfanos.

Y tú, me pides un poema de amor,
poema de amor por encargo.

Las palabras se hacen vida,
ojos, llanto, beso, olvido.
Y tú, alma errante
has encontrado un sitio
donde quedarte.

Prométeme el cielo
o dime adiós.

© Virginia Fernández, 2011.


II

Me pides que te pida que me pidas
que encaje versos de amor por encargo.
Lope se vio en situación parecida,
lo he visto en una weba y me hago cargo.

Aunque desahuciado por la propuesta,
acepto el desafío de mal grado:
que el alma errante que gane la apuesta
se traslade a vivir a nuestro lado.

No mandaste, profe, hacer un soneto,
mas me apetecía contar(te) estrellas...
cuando llegues al próximo terceto

haz acopio y resumen de las huellas.
No me gusta hacer promesas... ¡¿adiós?!,
Toma este cielo y cállate la boca.

© Andrés Ramírez, 2011.


2 comentarios:

  1. Lovely post, lovely poems, lovely pictures..
    :)
    Greatings!
    xxx

    ResponderEliminar
  2. labyrinth of clouds30 de abril de 2011, 10:51

    Bonita forma de terminar abril :D

    "Las palabras se hacen vida"

    ¿Lloverá o no lloverá?
    Feliz puente a todos

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.