22 abril 2011

EN EL PUERTO


Funambulistas


Los peces plateados de collares negros
fluyen ajenos a la dentera del triste hierro,
oxidado en su condena al paso del tiempo
como raíces sepultadas tras tantas pisadas,
         tantas huellas abandonadas.
No sufren la angustia;
faro cuya luz no invade
los pesados mares de la conciencia.

Dejaremos un vacío tras nuestra despedida;
quién recordará, quién revivirá
nuestro camino a orillas de la oscuridad.
      Sol, luna, cielo, mar, ego, soledad.

Mientras nos deslizamos y nos deshacemos
y creamos de nuevo la forma, vamos siguiendo
el hipnotizante funambulismo sobre las vías de ese tren
que lleva lejos, tan lejos,
pero a dónde... No importa;

el mar es una jaula de cristal,
sé libre como pájaro hecho espejo,
como poeta detrás de la flor. 

© Celia Gómez, 2011


5 comentarios:

  1. Expectacular post! Enhorabuena.Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy sugerentes los poemas, repletos de versos para reflexionar. ¡Qué bueno!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las imágenes y lo imposible de las letras...

    "Después de todo, estamos hechos
    para vivir estos imposibles
    soñando con que algún día
    serán improbables tan solo."

    Feliz día del libro :D

    ResponderEliminar
  4. Demasiada resignación para vivír aquello
    que no elijes.

    Poesía para pensar

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Dos poemas ante los cuales no cabe más que quitarse el sombrero. Te los aplaudo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.