25 marzo 2011

Celia Gómez, "Océano, música, jazmín"

Océano, música, jazmín


        I Sentado en un banco

Nubes. El cielo está nublado
y las calles húmedas, grises
como el humo que emana
del cigarrillo de aquel chico sentado en un banco
con la mirada cansada, triste.
Grises como los transeúntes
que caminan injuriando al silencio,
sin saberse perdidos en este océano de asfalto.
   
Lejos, un músico, nombre de luz,
se entrega a la melodía
que solo el reencuentro puede detener.
Sus manos dejan de acariciar
su guitarra para aferrar las manos
de aquella chica que llegó de inesperado.


        II Silencio

Y del silencio brotan
besos de amante ciego.
Exigencia. Sentimiento.
Es la furia de tus cuerdas,
envidia de los dioses
que no sintieron la pasión
nacida entre clavijas azabache,
los armónicos que iluminan
la conciencia.





        III Lluvia

Llueve. Los ojos van mirando el mundo
bajo un paraguas, viendo el resplandor
de las farolas reflejado en los charcos,
sintiendo el aroma de los jazmines dormidos
de esa casa junto a la Rambla,
observando las pintadas que tratan de escapar
de sus paredes carcelarias,
averiguando el sabor de la lluvia...
                      
© Celia Gómez  11.03.2011

4 comentarios:

  1. Memorables estos tres poemas, Celia. Haces que nuestras calles cobren nuevas dimensiones. Un fuerte aplauso.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa memoria de un día con gotas de lluvia, notas de música y grafitis en las paredes, todos unidos bajo el paraguas de tu extraordinaria sensibilidad. Un placer leerte

    ResponderEliminar
  3. me gusta el sabor de la lluvia de tus poemas =)

    "observando las pintadas que tratan de escapar
    de sus paredes carcelarias,
    averiguando el sabor de la lluvia..."

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Armonioso tu poema Celia.

    Los dias grises son preciosos
    para pasear y disfrutar sin dejar
    escapar el mas minimo detalle.
    Son como tus poemas.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.