21 febrero 2011

POESÍA Y DENUNCIA



LADRIDO (Niños Soldado)

C
uando se pierde la infancia
entre los brazos del miedo
con las manos atadas
al ladrido de un rifle,
no existe diferencia
entre tener los párpados
abiertos o cerrados
y los ojos son como espejos
que impiden ver el camino y no hay forma
de escapar de esta fiebre del mundo
o árido infierno;

cuando la mirada ha presenciado
horrores sin nombre
y se está solo en la marea de sangre
que asfixia las sienes,
el eco pregunta
por la familia y los amigos
que murieron acribillados.

El enemigo se acerca:
el miedo es tu estigma;
matar, tu cometido.

"Venganza", les susurran,
"véngales", sisean.
Y tus uñas escarban
en el interior de la conciencia
buscando un por qué,
intentando comprender.

Son soldados para aquellos
que les robaron el alma y los sueños...
Tan sólo son Niños.

© Celia Gómez, 2011



PATERAS

Arriban ateridos desde el hambre;
Desde la bota sobre el cuello vienen,
A lomos de una gélida intemperie
Que se alza desbocada igual que un lobo
Con alma de salitre y voz de espuma.
Desde un saqueo antiguo, enjutos, llegan
Ligeros de equipaje, mas colmados
De sueños de horizontes sin confines,
Buscando hallar su pan de cada día,
Un lecho al fuego, libre, y sólo encuentran
Escuálidas migajas con resabio
A gueto, explotación e indiferencia.

© Rafael León, 2011


PERSONAS, NO PAPELES
                            
cuando el expediente
y no la persona que porta el expediente
es protagonista

cuando el pasaporte
y no la persona que porta el pasaporte

cuando el certificado el comprobante la cláusula
la tarjeta de créditos
la carta de recomendación
el documento
                        Y no la persona

cuando el caratulado y no la cara
la solicitud el legajo la libreta
el boletín
el artículo el inciso el sello
el registro de las personas
                                            y no la persona

siemprepapeles  nuncapersonas
son los protagonistas de lo que pasa

cuando es el vale el que vale
y no la persona que lleva el vale
cuando son los papeles los que actúan
mueven frenan ordenan por nosotros

cuando son los papeles los que hacen y deshacen
decretan absuelven indultan
disuelven  resuelven por nosotros

cuando los papeles nos presentan y representan
señoras y señores hay que parar
mirar urgente para atrás y preguntarnos:
¿en qué fecha nos cayó el vencimiento del alma?
¿quién decretó en asueto al corazón?
¿cómo declararon la prescindibilidad del trato fraterno?
¿cuándo caducó el compromiso
de crecimiento individual y comunitario
y en qué trámite andábamos
que no nos dimos cuenta
o tiempo
para entender que somos nosotros
los que hacemos el papel
y NO que los papeles hagan y deshagan por nosotros?

son personas las que hacen
personas las que faltan
son personas y no papeles los que hacen falta

¿o qué clase de papel quisimos elegir
o elegimos sin querer
                                     para vivir?

© Rubén Vedovaldi, del libro  Culturicidio en Argentiniebla (1991). 



MONTE DE PIEDAD

Si las fuckturas
pusieron precio a tu cabeza
y empeñaste hasta la huida
si no hay Obra Social
si te aburren la tele y el Mubarak
si perdiste el salvavidas
y el cuerpo del tesoro
o si ella celebra
la despedida
y no tienes con quien confesarte
ya sabes dónde me tienes
niño precioso
15€
Venus

© Julio Béjar, 2011

3 comentarios:

  1. Hermosos poemas, que ponen de manifiesto que la poesía todavía es un arma cargada de futuro.
    Os los celebro. Ha sido un gozo leeros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Menudas lecciones de moral y que oportunos estos poemas.Cuanta falta nos hace que nos inviten a molestarnos un poquito en pensar con el alma.

    Y sobre todo a ser persona.

    Un saludo de corazón y con admiración.

    ResponderEliminar
  3. Un placer compartir entrada con los poemas tan buenos de Rafael, Celia y Rubén.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.