12 febrero 2011

Celia Gómez, "Color"


COLOR

A Fran

El antiguo barco del despertar
inunda con sus olas
las arenas del sueño,
invocando al sol de nuevo,
borrando el silencio
de esta oscura luna.

Renace el piar alado
entre el descampado salvaje
que reluce con su intenso verdor
         primaveral,
aún sin golondrinas azabaches.

Y prosigue el constante fluir
de la vida, somnoliento
en un sonoro silencio de voces,
bosque sinfónico, guardián
del que brota un eterno cantar.

¡Colores, color!
El inmenso techo azul que nos cubre,
anhelado por las áridas montañas
de este paisaje dorado.
Allá, a lo lejos, destellan
las mariposas blancas del almendro
iluminado por el cenit agrio.

Y mientras, en el mar se confunde
             el horizonte,
sumergido en la sangre del tiempo
bajo el fugaz resplandor de un astro,
que marca un principio o fin
de algo llamado “ahora”,
de algo llamado “nombre”...

Imperfecta cadencia
de amantes deshojados que callan,
ocaso infinito.


© Celia Gómez, 08.02.2011


2 comentarios:

  1. Precioso Celia!
    Me gusta mucho:
    "Imperfecta cadencia
    de amantes deshojados que callan,
    ocaso infinito."

    Precioso
    Enhorabuena!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La vida tiene colores que nos hacen revivir a cada instante la sensación única de estar vivo y sentirlo plenamente.
    Muy bello poema.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.