30 enero 2011

David del Monte, "Encorsetado"


ENCORSETADO

Estas acciones que ejecutamos
ceñidos a la vereda que creemos
tomar independientes,
con su verde y su luz tras la lluvia,
no son mías, ni tuyas, ni suyas,
nacen pendientes de un tiempo,
de una época o de un momento,
de situaciones...

Estos pensamientos que nos inundan,
que nos llenan de emociones,
de rabia y de pasiones,
de inquietud o de relajación,
no son nada nuevo,
nada que no hayan pensado otros
otras tantas veces antes.

El comportamiento de nuestros días,
las decisiones instantáneas,
las más pensadas y las más nuestras,
son tan sólo una copia,
simples repeticiones de otras encorsetadas
en una sociedad que nos dicta y nos educa,
en la que encajamos con rostros,
gestos, pensamientos, acciones y uniformes,
en unos convencionalismos aprendidos
que hacemos nuestros,
enfermos de creer que somos libres,
cascados como nueces de pensar que llevamos la razón
en estos minutos que no paran
y en estas nubes que huyen de un viento que las arrastra.

Y al mirarlas es una palabra la que busco
poner a esta vida a la que no fui llamado,
en este entorno en el que me he criado,
tan lleno de negaciones
y de caricias en la espalda,
de sonrisas que me encaminan
allá donde los demás quieren,
allá donde los demás les enseñaron
lo que quieren...
Y las tardes y las mañanas pasan encadenadas
a los dogmas, los paradigmas y las morales fingidas
y sé que nunca habrá martillo
que logre romper esos grilletes.

Cuando me siento más libre,
flotando eufórico en este mundo de
reptiles de sangre fría,
veo las cadenas invisibles que me ataron
al suelo cuando era niño.

© David del Monte, 2011

3 comentarios:

  1. La falta de reflexión o de imaginación nos lleva a repetir esquemas de vida que heredamos sin llegar a ver críticamente si son convenientes o no. Desde que nacemos todos estamos expuestos a repetir esos esquemas heredados.
    Excelente poema antidogma.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Ese mismo niño que frunce el ceño cuando una mano intenta acariciarlo mientras mira a la cámara que inmortaliza ese momento cotidiano, que no encuentra respuestas, que no sabe que no existen explicaciones para todo...me gusta me gusta!
    Saludos poetas, desde este lado silencioso de la pantalla os sigo leyendo con interés...

    ResponderEliminar
  3. En este mundo de reptiles de sangre fría.

    Acertadisima descripción.
    Me encantan este tipo de poesias.
    Saludos de una admiradora de la poesia.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.