24 marzo 2010

Virginia Fernández, "Razones".


                                         Razones                                                      

Cuando caminemos difícilmente equilibrados
por una vereda gris de madrugada,
me cogerás de la cintura,
despertarás
a este jueves violeta, a este anochecer.

Pasearé de tu mano por las calles mojadas,
no atenderemos a razones oficiales,
sólo la piel ocupará el vacío
de tu costado.
No habrá vigilias y sueños arrastrados,
no habrá malentendidos.

Cuando sufras la impersonalidad
de los anocheceres vacíos,
encontraré y encontrarás sentido
a aquella mirada y a aquel sonido,
derrumbarás paredes como huracanes.

Cuando el tiempo se ponga de acuerdo,
y nos dé una pequeña tregua de relojes
y minuteros,
entonces, y sólo entonces, descansarás en mí,
y no habrá más razones que la de tus ojos,
más amaneceres que saberme prendida a tu espalda.

© Virginia Fernández “Razones”.
 

22 marzo 2010

Virginia Fernández, "Tan extraño y tan solo".


Tan extraño y tan solo  


Tan extraño y tan solo,
vaga por puertos, y anocheceres,
ronronea a la luna,
y cree ser el rey.

Tan doblemente solo
en su reinado,
tan dilatado en el tiempo,
tan inquietante.

Pasea por calles mojadas
en la madrugada.
Reflexiona sobre el brillo de unos ojos,
desaloja tormentos,
olvida un poco con cada trago,
baila con una sirena.

Viste su cara con una sonrisa,
enmascara su llanto,
pide perdón,
desanda su camino.

Tan extraño,
tan caballero de copas,
tan huraño,
pero siempre tan solo.

© Virginia Fernández “Tan extraño y tan solo”.

21 marzo 2010

Día Internacional de la POESÍA


Día internacional de la poesía

21 marzo 2010 
                                                                                                  

16 marzo 2010

Francisco Vargas, "Tu rastro".

Tu rastro

No te conozco.
Persigo tan solo el contorno de tu existencia,
las líneas fugitivas que te conforman,
los colores inexactos que te definen,
las medias lunas que te iluminan cada atardecer,
universo en expansión, llaga que no cura, eternidad…


No quiero nada entero en ti,
no quiero nada concreto,
evanescentes aludes de tu presencia
entre las cosas, sombra que se rinde
a la evidencia de lo que fluye y huye de la forma,
borrosa quietud, estatuas de sal, templos derruidos, interrogante de nubes...


Pienso en ti de otro modo,
del modo en que el mar
se manifiesta y es siempre igual y diferente, latido azul
en la inmensidad. Como yo te persigo, así, poco a poco,
sin saberte del todo, sorbiéndote sin que te me agotes,
párpado vigilante, labio que te nombra,
mano que te busca por un fondo de coral.
Porque tú eres tacto sin fin, verso sin fin, color de noche sin fin…


No te conozco. No existes.
Te voy haciendo mientras persigo tu rastro.

© Francisco Vargas. 16.3.10

08 marzo 2010

Virginia Fernández, "Si usted quisiera"


     Si usted quisiera...


Si usted quisiera
yo podría coger el mar,
podría ir de ojos cerrados,
y de atardeceres en vela
a su encuentro, sonriente hacia la luna
y con cascabeles en el paladar.

Si usted quisiera
no harían falta palabras,
ni pactos,
ni siquiera miradas,
solamente su consentimiento
bastaría para darme a conocer
en sus manos, en su espalda,
despertar lunas,
sonrojar amaneceres,
pero sólo si usted quisiera.


Si usted me dejara,
comprendería que lo que digo
vale más que mil gestos que le hice
cuando no miraba.
No existe otra manera
de entrar en el círculo.
Yo le señalaría la parte de mi cuerpo
por donde tendría que empezar a rescatarme,
desalojar habitaciones cerradas
y abrir ventanas con vistas al mar.


No tengo más que ofrecer,
sólo estos ojos y esta sonrisa…
Y esta vida si usted quisiera.

© Virginia Fernández “Si usted quisiera” . Fragmento de Diarios de usted.