07 octubre 2010

Celia Gómez, "Lo mismo"


        ¿Recuerdas? Dejé olvidado mi corazón
en un cuándo y quizá un dónde,
pasillo de octubre,
laberinto.

Olvidé su constante tic-tac
y su respiración,
engañando a la anatomía de un reloj,
trastornando la mecánica de la realidad
aun a riesgo de perderlo todo.

Y miré alrededor como si el tiempo
no existiera,
fruncí el ceño como si fuera un espejismo,
bajé escaleras como si de un sueño
se tratase,
me perdí como se pierde un camino
y deseé un final feliz
como si fuera un cuento.

Mas no por ello sé la distancia exacta
a la Luna,
que acuna noches sin estrellas.
¿Acaso pudiera un hecho, una fecha,
causar esta brecha o fisura
en medio de un esquema inexacto?

Pues es extraño despertar pensando
que el tiempo no existe,
que es tan sólo una ilusión,
y que las nubes permanecen
encadenadas a la tierra.
Eslabones de lógica y razón...
 
Y cerrar los ojos pensando en ti,
otra vez más,
como si en tu ausencia
el mundo se hundiera
y nada tuviera sentido.

Pero me es imposible olvidarte.
Intento buscar una solución
o al menos una explicación...
Es en vano.
 
¿Por qué tú?

© Celia Gómez. 2010

2 comentarios:

  1. A este tipo de grietas, de desgarraduras, es imposible encontrarles un motivo.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.