12 junio 2010

Francisco Vargas, "Paseo marítimo".


Paseo marítimo

        Sentémonos, elige tu helado favorito
(sin duda tarta de queso), respira lentamente
los colores de este atardecer,
mira cómo las nubes
se queman entre jirones de incienso y sándalo.

           Es hermoso mirar hacia el horizonte,
ver partir los grandes barcos del puerto,
volver a enfocar la mirada
y contemplar en plano medio
una madre que persigue a un niño huidizo.

          Ajustar una vez más el enfoque
y darse apenas cuenta del juego de tus manos
sobre la cucharilla del café.
Componer la realidad, entre charlas insustanciales,
darle un sentido artístico, risas,
tal vez iluminar el momento
con un lienzo de Chagall.

         Muchas veces, seducidos,
veremos en escena tardes de líquida dulzura
derretida sobre tu mejilla al trasluz,
tardes de pura ingravidez
en las que sientes
que podrías caminar sobre la piel del mar...

        Pero esta tarde tiene carne de poema,
de mujer con cabello ondulado
y de helado de tarta de queso.

© Francisco Vargas. 18.5.10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión.