19 junio 2010

Celia Gómez, "Tempus fugit"

Tempus fugit 

Fortaleza que se derrumba
cuando el aire se escapa
y el cielo azul se oscurece.
Recuerdos en la penumbra
que nunca serán olvidos.

Recuerdos a prueba de balas
que evocan suspiros,
sonrisas y lágrimas...

En ese lugar que es
mi prisión, mi fortaleza;
el viento trae nubes de tormenta,
el viento arrastra nubes de tormenta.
Y en el ambiente permanece
una luz, intermitente,
incesante, sólo a ratos.

Pero no es tan fácil pasar de página,
aceptar que todo acaba llegando a su fin,
escribir en el aire un punto y aparte,
despedirse con un "hasta siempre"...

Y ahí estoy yo,
con miedo a olvidar aquello
que tanto aprecio.
Temiendo perderte
y odiando que no podré volver a ver tu sonrisa
ni tus ojos,
ni podré escuchar tu voz.
Nunca más.

Pero no es tan fácil ver un pájaro volar
en una tarde de junio,
ver cómo se marcha
(se marcha...)
y sin saber si algún día volverá.

Surcando el azul cielo,
sostenido por el viento,
todo llega a su fin.


© Celia Gómez. 15.06.10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión.