01 abril 2010

Francisco Vargas, "Cadenas rotas".

                                        Cadenas rotas                                            

Brotaron de tus manos,
arrastraron ponientes y auroras,
enviaron emisarios a donde la luz no llega,
atravesaron nubes de tormenta sobre desiertos ajados,
sembraron el horizonte de rojos y escarlatas sobre grises.


Sobrevivieron al tiempo,
aleteando como aves de paso,
iluminando las noches solitarias,
regando la tierra que persiste bajo las aceras,
levantando pechos ante la adversidad, levantando brazos.


Ahora están frente a ti,
frágil suma de equilibrios,
mirándote cara a cara,
retándote a no apartar la vista,
burlándose de tu cobardía y tu ceguera.


Ahora exigen ser,
brotando del insomnio de las mareas,
brillando con cada nueva luna llena,
latiendo con orgullo en el pecho de los hombres,
gimiendo por cada segundo que pasa
y no haces nada, no dices nada,
no eres nada.


Aquí, ahora,
ángeles en la espesura,
donde gime insistente
el llanto de un niño,
donde se rompen las cadenas,
donde la libertad remonta el vuelo.


Aquí, ahora,
donde la vida aún vale la pena.

© Francisco Vargas. 30.3.10

1 comentario:

  1. He leído su poema intentando retener las palabras, y lo he vuelto a leer para comprenderlo un poco mejor. Y qué decir... lo volvería a leer mil veces más. Es una alegría poder leer poemas tan...maravillosos, y más si vienen de alguien que conozco algo.
    Tiene un tema muy bonito, la libertad...
    Muchas gracias por sus poemas. Gracias por esos sueños, esos suspiros y esas sonrisas que hacen que la vida valga la pena.
    Y, por fin, he descubierto cómo poner un comentario :D
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión.