27 febrero 2010

Francisco Vargas, "Vasos comunicantes".


                                                     (Los vasos comunicantes, homenaje a André Breton,1938, Diego Rivera)

Vasos comunicantes.

Sobre las aceras se dibujan los espejismos humanos,
vibra el rumor de pasos constantes, de gente que ocupa sus horas,
gente que ha olvidado el oscuro secreto que dio origen al universo.

Sobre las aceras es íntimo y distante el ajeno latido,
miradas que gritan el lenguaje perdido de los dioses antiguos,
cuando bastaba apenas un escalofrío para ser parte del todo, parte del ser.

Y vamos derrocando los antiguos chamanes, antiguas profecías,
pero el miedo nos mide el traje nuevo de cada día
con el que nos vestimos y ocultamos nuestra ignorancia.

Y aparentamos cierta soberbia distancia, mientras por dentro
la calavera nos delata, la sangre nos delata, el aliento nos delata.
Imposible ocultar la vieja materia, el barro con el que estamos hechos.

A veces quisiera pararme en medio de la calle y gritar muy alto,
y sacudir los hombros, agitar las cabezas, despertar los universos dormidos.
Aullar como un profeta en medio de la nada que promete un cielo y una eternidad.

Pero me puede la ley del silencio,
voy caminando bajo la lluvia como bajo un cielo cualquiera,
voy desatando nudos que oprimen cuellos de pájaros enjaulados,
voy liberando colores que iluminen el día gris que nos envuelve.

Y sé que en otra parte de esta misma ciudad o del mundo,
vas caminando bajo la lluvia reflejando tus ansias en los charcos,
vas desatando pensamientos que te inundan y te desbordan cada instante,
vas liberando esencias dormidas en el aire que palpitan a tu alrededor y te señalan.

Lo sé, aunque no te conozca.

© Francisco Vargas. 17.2.10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión.