24 enero 2010

Francisco Vargas, "Lección de geografía".





 “- Sólo lo auténtico traspasa el alma y la modifica, ¿no cree usted?”
“- Sí, puedes pasar de la tristeza a la euforia en un segundo.”

Lección de geografía

Cuando usted me sonríe
me cambia la geografía de esta ciudad.
Sus palabras me llevan,
a través de sus gestos,
a descubrir rincones nunca antes transitados.

Andar una y mil veces
por las calles de esta ciudad
ya no es una rutina de manos en los bolsillos,
ya no es el tiempo perdido de un lugar a otro,
barriendo la penumbra de las aceras.
En el espejo azul de sus ojos
lo cotidiano abre ventanas nuevas
hacia otros universos.
Paralelos universos
y noches luminosas como un estallido de estrellas
donde aprendo a amar
el destello de una copa de lambrusco.

Vivir, respirar, sentir esta ciudad de otro modo.
Mientras usted anda
entre nocturnos de Chopin
y va transformando la realidad,
son sus huellas
ecos infinitos de versos nunca escritos,
de cielos pasajeros que alumbraron
el pretérito imperfecto del verbo ser,
de aires marchitos en el olvido.

En esta ciudad, yo me rindo a su geografía
y no reconozco más norte que usted. 


© Francisco Vargas (Almería 17 enero 2010). 








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión.