09 diciembre 2009

Pensamiento lírico I


Un café, un té, dos pasteles de chocolate. Prisas. Hervor de líquidos colores, despedida de la tarde. Risas. Gestos. Miradas. Brillo de tus ojos reflejado en un átomo de aire que cobra vida. Y suenan las palabras, portadoras de cosas que se pueden no decir, aunque se digan, y que son como hilos sonoros de una melodía de vida que nos une.

Y así, un descanso en las cotidianas obligaciones es un intermezzo de palabras que enlazan, en el pentagrama de la tarde, la melodía de un instante.



© Francisco Vargas. 3-XII-2009.


Parábolas




Parábolas 

Intuyo el movimiento
de las hojas al caer,
es como imaginar una película
a cámara lenta,
caen como gotas de agua los sonidos,
se sumergen en ese silencio
de invierno blanco.

La tarde se descolore lentamente.
A mi alrededor los matices
que la forman se transforman,
van del amarillo al violeta,
dos segundos y pasará a ser casi oscuro,
miro por la ventana,
me gusta observar esa milimétrica
exactitud del tiempo.

Dejo para más tarde la lectura,
mi atención está en los sonidos,
los colores de la calle,
describo una parábola en el aire,
me descalzo,
empiezo a escribir.


© Virginia Fernández “Parábolas ".