18 agosto 2009

Darío Jaramillo: "Ese otro que también me habita".


Delirio

 
Porque sueño,
yo sé que soy.
Porque sueño,
yo sé que existo.
Porque sueño siento
que nazco cada mañana.

Me desprendo del zarpazo
de tu vagón sin destino,
me caigo alborotado
del País de los sueños.
 
Y mi vuelta es tan brutal,
que ese que también me habita,
me mira despacio, y con pena.
 
Porque sueño,
yo no lo estoy.
Porque sueño,
yo no estoy loco.

Ese que también me habita,
me lo recuerda,
gracias a él yo no me caigo. 

© Virginia Fernández “Delirio” (17.08.09)





Juego de refleJos


Alguna vez miro hacia atrás
y dejo abiertas de par en par
las ventanas de la memoria.
Veo volar libélulas de nostalgia
como gotas de lluvia
en días de papel.

Dejo abiertas de par en par
las ventanas de otros ayeres,
las esclusas de sueños muertos,
las desmayadas ilusiones,
las tardes estériles
frente al mar.

Dejo alejarse mi sangre,
mi pulso, mi antiguo sentir...
Es un adiós callado,
un gemido de sombras,
atardeceres como sábanas rotas
en una cama abandonada.

Dejo abiertas de par en par
las ventanas de la memoria
para contemplar
el ser que nunca fui,
el deseo que nunca cumplí,
el amor que jamás viví.

Y desde el otro lado del cristal
me vuelve su rostro interrogante
ese otro que también me habita.

© Francisco Vargas (18-agosto-09)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión.